Tema 10: Demografía histórica


Ruta de esta página: Curso de demografía / Temario


Suele pensarse que hacer demografía histórica es lo mismo que  hacer “Historia de la población”. No es así. La demografía histórica es una rama muy específica de la demografía, con una metodología propia que nació hace escasas décadas, en buena parte gracias al trabajo de Louis Henry.

Eran los años 50, y lo que desarrollaron este demógrafo y sus colegas, mayoritariamente franceses, fueron técnicas para calcular indicadores demográficos sobre momentos históricos en los que todavía no existían los sistemas estadísticos nacionales que acompañaron la generalización del Estado moderno. Cuando no se dispone de censos modernos, ni de registros civiles de los acontecimientos vitales, hay que explotar registros premodernos muy eterogéneos e incompletos, como los registros parroquiales existentes en buena parte de Europa.

Tras un laborioso vaciado manual de tales documentos (el trabajo de “topo” en los polvorientos archivos de edificios  antiguos distingue a este ramo), es posible después aplicar técnicas de “reconstrucción” (estos registros conllevan infinidad de problemas, como la propia trasncripción de manuscritos, lo antiguo y diverso de las grafías y el propio vocabulario, la  identificación unívoca de las personas o la pérdida de éstas por emigración o muerte no registrada).

En particular la reconstrucción de familias permite someter los datos a pruebas fundamentales de coherencia, y también estimarlos para construir indicadores incluso regionales o nacionales, que enlacen con las series modernas tan importantes como la esperanza de vida o la fecundidad, cuya evolución histórica resultaba desconocida hasta hace muy poco.

A los métodos iniciales de Henry y Fleury se añadieron pronto aportaciones como las de Peter Laslett y el Cambridge Group for the History of Population and Social Structure, a partir de los años 60, o las de Ronald Lee en los 70.

Todo lo anterior no impide, más bien al contrario, que en este ámbito de investigación confluyen historiadores “no demógrafos”, o demógrafos “no históricos”, de manera que el campo ha crecido considerablemente y resulta de utilidad en muchas disciplinas aledañas.

La colaboración entre los investigadores portugueses y españoles dio lugar en 1983 a la creación de la Asociación de Demografía Histórica (ADEH), estrechamente vinculada también con los colegas italianos y americanos.

Para tener una síntesis del campo y su desarrollo histórico

Referencias 

  • Henry, L. (1956),  Anciennes familles Genevoises. Paris: INED.
  • Henry, L.; Balhana, A.P., Cardoso, J.A. (1977), Técnicas de análise em demografia historica: Universidade federal do Parana.
  • Henry, L. (1983), Manual de demografía histórica: Técnicas de análisis: Grijalbo.
  • Borah, W.W. (1972), La demografía histórica de la América Latina: fuentes, técnicas, controversias, resultados: Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias Humanas, Departamento de Historia.
  • Wrigley (1964), Historia y población: introducción a la demografía histórica. Madrid: Guadarrama.

Isabel del Bosque González, Sara García Ferrero, Israel Gómez Nieto, Lourdes Martín-Forero, Diego Ramiro Fariñas (2010),Cartografía y demografía histórica en una IDE. WMS del plano de Madrid de “Facundo Cañada” Revista Catalana de Geografia IV època / volum XV / núm. 40 / juliol 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Julio Pérez Díaz, CSIC. Estudios de población y análisis demográfico