¿seguir más allá de la escuela obligatoria?


2022Educacion

Te presento una aportación de Pau Miret Gamundi, con quien estudié demografía y con quien compartí trabajo mucho tiempo en el Centre d’Estudis Demogràfics (donde es investigador senior). Ha estudiado ampliamente el tránsito entre la juventud y la vida adulta, con temas como la formación de pareja, la emancipación o el ingreso en el mercado laboral (puedes ampliar en Dialnet / Google Scholar / Academia). Investiga aquí lo estímulos y los frenos para seguir estudiando una vez completada la educación obligatoria, y lo pone a nuestra disposición (¡gracias Pau!):


Presentación:

 

La Demografía es una perspectiva de investigación, un punto de vista sobre la sociedad. No es necesario que el análisis se circunscriba a los sospechosos habituales de la disciplina, ya saben: natalidad, mortalidad, migraciones. Así, por ejemplo, son objeto de mirada demográfica el abandono escolar temprano, complementariamente, el seguir estudiando entre los 17 y los 25 años. El tema que aquí nos preocupa es la población de 16 y 17 años cumplidos, de quienes nos preguntamos si, habiendo cruzado ya la edad en que legalmente se puede dejar la escuela, la juventud la abandona o, por el contrario, continúa estudiando. Parece ser que uno de los valores que imperan en la sociedad reza que nadie debería estar fuera del sistema educativo a estas tiernas edades, pero hay grupos que, mal que nos pese, se mantienen al margen del mismo.

El análisis lo realizamos a tres niveles, pues se requiere que cada uno sea tratado de manera particular: observamos las características individuales, las del hogar en el seno del cual convive y las del contexto provincial en que reside. Y así percibimos con claridad que prolongar la escolarización más allá de la obligatoria está asociado con tiempos de crisis en el mercado de trabajo y espacios en que se potencia el empleo de alta cualificación. Ser migrante también influye, pero no a escala de concentración provincial o familiar, sino a nivel individual: si has llegado antes de entrar en preescolar, tus probabilidades de dejar la escuela al cumplir 16 son idénticas a las de la población nativa, pero cuanto mayor es la edad en que arribaste, más se alejan estas de tus contemporáneos. Finalmente, cabe apostillar que el género o el nivel de instrucción familiar tienen muy poco que ver con la extensión de la vida escolar más allá de los 16 años.

Si algún detalle ha llamado tu atención y quisieras ir más allá en estas reflexiones, por favor, lee el artículo completo y comenta en esta entrada.


Música en ApdD: Classical Composer Reacts to Minuano (Six Eight) (Pat Metheny Group)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s