¿Es un riesgo vivir demasiado?


Forges, siempre Forges

Lo que sigue es una entrada del blog “Let us begin” , de Albert Aixalà, comentando las aberrantes declaraciones del FMI sobre lo peligroso que es que vivamos tantos años. Me la ha señalado Clara Cortina y, como coincido en todo con el escrito y ella se ha prestado a hacer la traducción del catalán, la reproduzco también aquí, con permiso del Albert:


¿Es un riesgo vivir demasiado?

Por Albert Aixalà

El FMI acaba de publicar un informe que dice que el envejecimiento de la población es un riesgo económico, no sólo para los Estados, sino para las aseguradoras y los Fondos de Pensiones. Es evidente que el envejecimiento de la población conlleva un gasto creciente de pensiones y de salud, pero el “riesgo de longevidad” al que se refiere el citado informe, más que poner en peligro los sistemas públicos basados en el reparto o la redistribución, pone en riesgo de quiebra los sistemas de pensiones privados basados en la capitalización.

Estos sistemas privados están pensados para acumular capital a lo largo de la vida activa con el fin de generar un rendimiento que nos permita cobrar una pensión. Pero es un sistema que está pensado para un número limitado de años, pongamos unos 15 o 20. Si el pensionista vive más de 15 o 20 años, las compañías no tienen capital suficiente para pagar las pensiones y generar beneficio al mismo tiempo.

El “riesgo de longevidad” es un riesgo para las aseguradoras y los fondos privados de pensiones. Pero no es un riesgo social, ni un riesgo para los sistemas públicos de pensiones basados en la redistribución. Es decir, los sistemas en los que las cotizaciones de los trabajadores de hoy pagan las pensiones de los jubilados de hoy, que, eso sí, cobran en función de lo que han cotizado.

Si el sistema público de pensiones español tiene problemas hoy no es porque los jubilados vivan demasiado, sino porque hay cinco millones de españoles parados. Si la mayoría de ellos trabajaran, si hubiera más de 20 millones de cotizantes a la Seguridad Social –es decir, el sistema de pensiones- seguiría habiendo un superávit importante.

Por lo tanto, tendríamos que aprovechar el informe del FMI no para decir que se han vuelto locos, sino para darles parcialmente la razón. Que la gente viva más es un riesgo, sí. Pero lo es para las aseguradoras, no para los Estados.

De modo que, si la gente quiere cobrar algún día una pensión, lo que no debe hacer, sobre todo, es contratar un Plan de Pensiones. Al contrario, debe defender un sistema público de pensiones y una economía sólida que apueste por el crecimiento y la generación de puestos de trabajo. Si hay suficientes trabajadores ocupados y con un salario digno, las pensiones estarán garantizadas, tanto si vivimos 80, 90 como 100 años.

Albert Aixalà
Director de la Fundació Campalans


Web de la Fundación Campalans

La noticia que motiva el texto de Albert:

El texto original en catalán:

La ilustración más apropiada:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s