Proyecciones, alarmas y envejecimiento


De nuevo un lector del blog se convierte en colaborador, enviándo el email que reproduzco a continuación, para señalar un nuevo artículo sobre el futuro desastroso que nos aguarda por culpa del envejecimiento de la población:

Hola, Julio. Soy José Miguel García, lector asiduo de tu blog Apuntes de demografía. Soy antropólogo cultural de formación (especializado en parentesco) y entusiasta novel de las cuestiones demográficas. Gracias por tus excelentes blog y webs secundarias, que son una auténtica referencia y un yacimiento de enseñanzas para quienes no tuvimos en la carrera (Geografía e Historia en la UCM) un entrenamiento más profundo en Demografía.

Simplemente indicarte un nuevo artículo en PNAS que acabo de encontrar de rebote en la web. Se titula “Bayesian probabilistic population projections for all countries”, del 13 de agosto, y aunque no lo he leído todavía (manejo bien el inglés pero el texto es complejo), parece algo alarmista. Quizá ya lo conozcas pero, por si acaso, me he decidido a avisarte porque creo que eres la persona indicada para difundirlo y criticarlo en nuestra lengua. Y es que han comenzado a aparecer resúmenes en español en Internet, los cuales insisten en esa venenosa línea de que el llamado envejecimiento es global, insostenible, etc., etc.

El trabajo está en

Y un resumen en castellano ya ha sido publicado en Preventionworld, una web sobre prevención de riesgos laborales

Recibe un cordial saludo. José Miguel

En efecto José Miguel, estas proyecciones son conocidas. Su singularidad radica en el uso de un “método probabilístico”. Pero a quien las comenta en Prevention World eso no parece interesarle. Lo que hace una vez más es descubrir la sopa de ajo: que las proyecciones nos predicen la acentuación del envejecimiento demográfico. Para eso no hacía falta acudir a éstas; muchas otras arrojan el mismo resultado en forma de cambio de la pirámide, cambio que tiene ya una historia muy larga y que va a continuar con toda seguridad. Y además es global, en efecto.
El problema es que, como no hay un marco explicativo claro sobre las causas de este cambio, cada cual se permite interpretarlo y deducir sus consecuencias a través de los tópicos más burdos.La teoría de la transición demográfica no ha conseguido nunca hacer más que describir los cambios, así que son muchos quienes, como en Preventionworl, concluyen automáticamente todos los desastres del mundo a partir de estas proyecciones o de cualquier otra, sin que haya una teoría demográfica de fondo. Lo pasmoso es que todos estos agoreros ignoran sistemáticamente la legión de antecesores que tienen, equivocados siempre. Se empezó a predecir desastres por culpa del envejecimiento demográfico hace más de un siglo, y la realidad no ha hecho más que desmentirlos siempre, sin que eso avergüence a nadie. Peor aún, sin que ninguno de ellos intente nunca explicar en qué fallaron sus anuncios de desastre.
Con la Teoría de la Revolución Reproductiva puede explicarse por qué la modernización demográfica  conlleva, a la vez, envejecimiento demográfico y progreso social y económico (de acuerdo con los hechos observados, por fin). Puede comprenderse el vínculo entre las mejoras en la supervivencia, especialmente la infantil, el aumento de la eficiencia reproductiva, la liberación femenina, la relación que esta tiene con una fecundidad más baja acompañada de un cuidado y dotación mucho mayores para los hijos que se tienen, y los progresos acumulados entre cada generación y la siguiente en este espectacular proceso de cambio poblacional que está experimentando la humanidad en apenas el último siglo.
Así que agradezco los links (añado el artículo a la referencias en la página sobre proyecciones demográficas), igual que agradezco la oportunidad de insistir en que existe una manera distinta de entender lo que está pasando en las poblaciones contemporáneas, y añado aquí algunos otros lugares del blog donde he desarrollado más ampliamente este tema:
Anuncios

6 pensamientos en “Proyecciones, alarmas y envejecimiento”

  1. Hola profesor Julio Perez, acabo de ver este video y creo que da una visión bastante negativa y contraria a los planteamientos que usted hace en su libro. Me gustaría conocer su opinión al respecto. Gracias de antemano.

    1. Muchas gracias por la aportación. El video es material de primera para los temas que trato aquí. Voy a verlo completo y, si no te importa, convierto tu aporte y mi respuesta en un post nuevo. Te avanzo que soy amigo de toda esa gente que aparece en el video, pero tienes razón en que las posturas no son las mismas. Me gusta demasiado el debate y someter a crítica los tópicos imperantes.
      Saludos y gracias de nuevo

  2. Hola Julio, el artículo que menciona Alfredo E. Lattes ”Deuda geriátrica. Los ancianos pueden estar menos dispuestos a pagar las deudas soberanas”, de Ali Alichi (Economista del Departamento de Asia y el Pacífico del FMI) aparece también junto al artículo ”El precio de madurar”, de Ronald D. Lee y Andrew Mason (el primero profesor de Demografía y Economía en la Universidad de California, Berkeley y presidente de la institución Center on the Economics and Demography of Aging, el segundo profesor de Economía en la Universidad de Hawai y es investigador principal en el East-West Center).

    Los enlaces para los artículos en español -pdf- en dialnet son:
    * [http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3690250 Deuda geriátrica – Ali Alichi]
    * [http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3690226 El precio de madurar – Lee & Mason]

    La conclusión, para mí, es que la asunción de créditos y deudas bancarias (soberanas o personales) solo son posibles cuando se promete de una vida mejor en un tiempo futuro -por tanto deben ser asumidas por los jóvenes-. Es muy difícil convencer a las personas mayores de la necesidad de seguir pagando religiosamente al banco para ir al ”cielo de las finanzas”. Según estos autores podríamos hablar de ”anticapitalismo endógeno de la tercera edad” o ”secularización de las finanzas en las poblaciones maduras”.

    Los muertos no pagan los créditos. Los heredan sus descendientes, cuando existen. Por eso la alarma del FMI: ¿quién nos va a devolver los préstamos?.

    En esta misma línea, salvando alguna distancia, se pueden considerar las declaraciones de Mayor Oreja sobre la crisis española y europea: “Es una condición necesaria salir del invierno demográfico en que está Europa para salir de la crisis” ([http://www.huffingtonpost.es/2012/09/06/mayor-oreja-cree-que-tene_n_1861781.html Mayor Oreja cree que tener más hijos es “condición necesaria” para salir de la crisis]). Es decir, ya que nosotros no podemos pagar SUS deudas (y no parece que el FMI y sus secuaces se las perdonen -no son cristianos-) tengamos hijos para que alguien pueda seguir pagando SUS deudas, así de sencillo. Después de la ”burbuja inmobiliara”, la ”burbuja poblacional”.

    Un saludo. Amador González Revilla

    1. Gracias Alfredo y Amador. Con aportaciones como las vuestras el interés del post sube muchos quilates. Especialmente elocuentes las declaraciones de Mayor Oreja, un ejemplo inmejorable del pensamiento más conservador y retrógrado. Esta gente es incapaz de entender nada de lo que está pasando en demografía si no es aplicando las recetas mentales más rancias y obsoletas, pontificando y criminalizando a la propia población por no comportarse como él cree que debería hacerlo.

  3. Estimado Julio, soy Alfredo E. Lattes, demógrafo, otro de los muchos lectores de tu blog, tan bien hecho y tan útil. Desde ya mi agradecimiento por todas las referencias y materiales que nos brindas tan generosamente y de los que me he beneficiado en muchas oportunidades.

    Ahora solo te adjunto un texto corto (quizá lo hayas visto, pero por las dudas creo que vale la pena) del economista Ali Alichi, del FMI, persona a quien no conozco. Este autor alerta acerca de otro “problema” que podría generar el mal llamado envejecimiento demográfico en países que, con altas proporciones de población de 65 o más años de edad, contraen importantes deudas internacionales. Realmente, es increíble y la breve nota habla por si sola acerca de las preocupaciones e intereses del FMI.

    Seguro que podríamos charlar largo sobre el tema, pero no quiero abusar de tu tiempo.

    Un fuerte abrazo y hasta pronto,

    Alfredo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s