Ejercicio 2d: Mortalidad infantil


Ruta de esta página: Curso de demografía / Ejercicios resueltos

Vamos aquí a hacer algunos cálculos sencillos de indicadores de mortalidad infantil, que se define como la que afecta a quienes tienen menos de un año de edad. El registro de defunciones recoge siempre diversos datos del fallecido, incluyendo su edad, permitiendo así conocer cuántas de las muertes ocurridas durante cierto periodo correspondían a menores de un año (Ver aquí: Curso de demografía / Temario / Tema 4. Análisis de la mortalidad / La mortalidad infantil). También es posible ir más allá en el tiempo, antes de que existiese el registro civil. Los demógrafos históricos manejan los registros parroquiales como fuente de datos. Hoy, en los países donde prácticamente todos los nacimientos se producen en hospitales, también pueden usarse los datos hospitalarios para conocer parte de la mortalidad infantil (ver aquí la clasificación de las defunciones entre la fecundación y el primer año de vida, según el tiempo transcurrido: Mortalidad intrauterina y mortalidad infantil)

Pero en demografía no basta conocer el número de acontecimientos para hacerse una idea de su “intensidad” en una población, porque un número elevado puede también explicarse 1) porque la población es muy voluminosa (China tiene, claro está, más defunciones que Luxemburgo), o 2) porque registramos acontecimientos durante un periodo muy largo (en un año se registran más muertes que en una semana). En ambos casos un número alto no significa necesariamente que la mortalidad sea elevada.

Por tanto el simple número debe convertirse en un indicador; todos los indicadores construidos en nuestra disciplina tienen el propósito de hacer comparables los datos entre distintos momentos y distintas poblaciones, de manera que el mero número siempre debe ponerse en relación con algún otro dato poblacional y “estandarizarse” para un periodo de un año. Esa mortalidad anual relativa sí puede ya compararse entre distintos periodos históricos o distintas poblaciones.

intensidad = acontecimientos anuales/población

Pero todavía hemos de tomar decisiones adicionales respecto al denominador de nuestro indicador.

La mortalidad se presenta normalmente en forma de “tasas de mortalidad”, relacionando el número de muertes a cierta edad con las personas de esa edad que haya en la población de la que hablemos, y habitualmente esa es la población en el punto medio del intervalo temporal en el que hemos ido contabilizando las defunciones.


Aquí tienes tres ejemplos, en los que podríamos calcular la mortalidad entre la edad x y la edad x+1 disponiendo de defunciones registradas en periodos distintos (1, 2 o 3 años).

Una vez tenemos el número anual de defunciones (dividiéndolas por 2 en el segundo caso, y por 3 en el tercer caso) en los tres ejemplos usaríamos como población la existente en el punto medio del intervalo histórico. Y lo que estaríamos calculando es la Tasa de mortalidad infantil.

Sin embargo la mortalidad infantil es un caso especial, porque generalmente en el denominador no se utiliza la población media, sino el número de nacimientos. Así que aclaremos ante todo lo que generalmente se entiende cuando se habla de Tasa de mortalidad infantil.

Definición de TASA DE MORTALIDAD INFANTIL:  “Intensidad de la mortalidad durante el primer año de vida. Se calcula haciendo el cociente entre el número de muertes de menores de un año en un período y el total de nacidos vivos del mismo período, por mil”. (según CELADE)

Puede resultar sorprendente, pero tras esta definición hay un modo extraño, poco habitual, de entender lo que es una tasa y cómo se calcula. Cuando en demografía dividimos el número de acontecimientos registrados (en este caso muertes) por la población que podía experimentarlos, lo que obtenemos no es una tasa, sino una probabilidad. Por muy extraño que parezca, en sentido estricto las tasas de mortalidad no son realmente tasas.

Puesto que ya está completamente asentado, no voy intentar cambiar el nombre que todo el mundo le da a este indicador, pero sí quiero mostrar que existen distintas maneras de relacionar las muertes infantiles para obtener indicadores de mortalidad infantil. Y voy a hacerlo con distintos casos prácticos, para los que resultará clarificador utilizar el siguiente esquema temporal (la diferencia con el primer esquema usado más arriba es que en el siguiente podemos conocer las defunciones ocurridas a cierta edad y periodo histórico también por el año en que nació la persona, cosa que nos permite el registro de defunciones al consignar los tres datos, y que resulta esencial para el análisis generacional de los acontecimientos vitales):

El esquema lo vamos a concretar con las defunciones de una población real durante tres años históricos:

Estos datos van a permitirnos ilustrar las diferentes maneras de calcular la mortalidad infantil mediante un ejercicio práctico y muy sencillo:

Enunciado

  1. Calcula la tasa de mortalidad infantil del año 1985.
  2. Calcula ahora la auténtica “tasa” de ese año (es decir, usando la población como denominador y no los nacimientos)
  3. Ahora haz lo mismo, calcula la “tasa” en su sentido estricto, para el intervalo histórico formado por los años 1984 y 1985.
  4. Calcula la probabilidad de morir durante el primer año de los niños nacidos durante el año 1985.

Solución

1. Calcula la “tasa de mortalidad infantil” durante el año 1985.

Puesto que sólo necesitamos las defunciones de menores de un año acontecidas durante 1985 y los nacimientos registrados durante ese año, el cálculos será sencillo. Pero el ejercicio nos sirve para ver que durante 1985 fallecieron nacidos durante el año anterior y otros nacidos ese mismo año, de manera que debemos sumarlos:

defunciones infantiles de 1985= 162+274 = 436

Los nacimientos de ese año los tenemos directamente en el gráfico, de manera que

Tasa de mortalidad infantil 1985= 436 / 29.714 = 0,01467

Cuando las cantidades son tan pequeñas lo habitual es expresarlas en “tantos por…”, hasta que conseguimos tener números enteros antes del decimal. En este caso lo más habitual es usar “tantos por mil”, así que basta con multiplicar por esa cantidad (o por desplazar la coma tres lugares, es lo mismo), añadir el símbolo correspondiente, y ya hemos acabado!

Tasa de mortalidad infantil 1985= 14’67 ‰


2. Calcular la tasa (en sentido estricto) de mortalidad infantil de 1985

No hay que preocuparse demasiado por el nombre, lo único que cambia es el denominador, que no serán los nacimientos del año, sino la población (una tasa, en sentido estricto, siempre relaciona un registro de acontecimientos por la población en el punto medio del tiempo que duró el registro de acontecimientos)

Así que nuevamente en el denominador se engloban los fallecidos que nacieron durante 1984 pero murieron en 1985 (162) y los que nacieron en 1985 y fallecieron ese mismo año (274).

defunciones totales= 162+274 = 436

Pero no disponemos de la población en el punto medio, sino al empezar y al acabar el año. Así que la población en el punto medio (1 de julio) tenemos que estimarla, y lo haremos haciendo simplemente el promedio de las poblaciones al empezar y al acabar el año:

Pob. 01/07/1985 = (Pob. 01-01-1985 + Pobl. 01-01-1986)/2 = (29.720 +29.440)/2 = 59160/2 = 29.580

Tasa “estricta” de mortalidad infantil 1985 = 436/29.580 = 0,0147 = 14,73 ‰


3. Calcula, igualmente en su sentido estricto, la tasa de mortalidad infantil del intervalo histórico formado por los años 1984 y 1985

Hay que empezar por calcular el número anual de defunciones infantiles registradas durante los dos años. Tenemos cuatro cantidades, que corresponden a niños nacidos durante 1983 y fallecidos durante 1984 (164), niños nacidos durante 1984 y fallecidos ese mismo año (280), niños fallecidos durante 1984 y fallecidos en 1985 (162) y por último, niños fallecidos en 1985 y nacidos ese mismo año (274)

defunciones totales= 164+280+162+274 = 880

Como este es el numerador de la tasa, las defunciones, pero corresponde a dos años, para hacerlo anual basta con dividirlo por el número de años;

defunciones medias anuales= 880/2 = 440

Ahora necesitamos el numerador, la población en el punto medio, y ésta corresponde a la población de menores de un año a fecha de 1-1-1985=29.720

De manera que la tasa de mortalidad se obtiene así

440/29.720=0,01480

Tasa “estricta” de mortalidad infantil 1984-1985=  14,80 ‰


 

4. Calcula la probabilidad de morir durante el primer año de los niños nacidos durante el año 1985

En este caso no calculamos una tasa. El denominador, ahora sí en su sentido estricto, son los nacimientos, no la población de menos de un año. Y en el numerador no tenemos las defunciones de un cierto periodo histórico, sino las de los nacidos durante 1985 que fallecieron antes de cumplir un año. Y las tenemos registradas durante ese mismo año (274) pero también durante el año siguiente (160). El indicador resultará entonces:

defunciones nacidos en 1985= 274 + 160 = 434

nacidos en 1985 = 29.714

Probabilidad de morir, el primer año, de los nacidos en 1985=
434 / 29.714 = 0,01461 = 14,61 ‰


Como puedes comprobar, las diferencias entre los cuatro indicadores son muy pequeñas. Sin embargo estas pequeñas diferencias son vitales cuando se hacen cálculos de ciclo de vida completo, como cuando se construye la tabla completa de mortalidad por edades, o se hacen proyecciones de población.  La calidad de los datos en mortalidad infantil condicionan enormemente la de las siguientes edades, cuyas poblaciones supervivientes pueden verse progresivamente desviadas por datos defectuosos en el primer año de vida. Y ocurre que el primer año de vida ha concentrado históricamente una cantidad enorme del total de defunciones de cualquier generación (en España la mortalidad infantil al empezar el siglo XX se situaba en torno al 200 ‰).

Es por tanto muy importante que los indicadores calculados sean los más adecuados, y que los datos que se empleen sean lo más cuidadosos y corregidos posible. Es frecuente que en ciertas regiones o en ciertos momentos históricos el registro de defunciones haya sido incompleto, o se haya producido con mucho retraso, o que la población de menores de 1 año esté igualmente infracontabilizada porque los padres han esperado para empadronarla, y todo eso obliga a los auténticos especialistas en mortalidad infantil a revisar, corregir o estimar los datos en muchas ocasiones.


Música en ApdD: Snarky Puppy – Lingus (We Like It Here)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s