españa vacía, ruido y falsa demografía


Comento un artículo del periodista Mario Escribano sobre el despoblamiento rural y el hartazgo de los demógrafos por la manipulación y la intoxicación en este tema :

Tuve el placer de estar entre los consultados por el redactor para documentar el tema, junto a expertos como Julio Vinuesa, Joaquín Recaño o Albert Esteve. El artículo es extenso, no lo reproduzco textualmente aquí, pero os recomiende su lectura y me limito a añadir un comentario personal.

Hace tiempo, más de veinte años, que denuncio la manipulación masiva de la demografía por parte de la extrema derecha de todo el mundo. Nos devuelve a los tiempos más desgraciados del ultranacionalismo de Estado, cuando la población se concebía como un instrumento más de la política, no como su beneficiaria. Era vista como un medio más para engrandecer la competitividad militar o las capacidades tributarias y productivas, objetivos que facultaban a las élites gobernantes para proponerse modificar las tendencias demográficas “perniciosas”.

Aquel modelo de Estado, que condujo a dos guerras mundiales, construyó la “nación” inventando un pasado medieval glorioso y vitalista, menospreciando el equilibrio y la razón en pro del músculo, de la juventud y de la voluntad de poder, y reduciendo cada país a un “nosotros” en el que se negaban las diferencias sociales, económicas o políticas. Se justificó así el imperialismo (ampliación del espacio vital, lo llamaban), la movilización militar masiva, el sometimiento de la mujer y su capacidad reproductiva, el desplazamiento forzado de las personas y el aplastamiento de cualquier movilización obrera. Se construyó un “nosotros” frente a “los otros”, identificados mediante cualquier signo que los excluyese de la nación (ser extranjeros, ser de otras razas, ser genéticamente inferiores, tener ideologías contrarias al Estado, incluso no creer en el Dios identificado con las esencias nacionales).

La obsesión demográfica de ese nacionalismo siempre fue el descenso de la fecundidad, que los sistemas estadísticos nacionales europeos detectaron en cuanto empezaron a crearse, allá por el siglo XIX. Era interpretada como una plaga, un desarme frente al enemigo, un signo de la degradación moral, del egoísmo, del declive del patriotismo, de la degradación de la mujer y la descomposición de la familia, promovidos por los enemigos del Estado, ya fuesen el sindicalismo, el comunismo internacional, el feminismo, la conspiración sionista o una confabulación planetaria de alguna organización masónica de grandes fortunas.

No importó que los demógrafos empezasen muy pronto a detectar , allá por los años veinte del siglo pasado, que el descenso de la fecundidad estaba enmarcado en un cambio de la dinámica reproductiva mucho más amplio y feliz (constataban que el descenso de la mortalidad era su desencadenante, dando lugar así a la Teoría de la Transición Demográfica). Cuando prima la ideología lo que digan los técnicos es siempre lo de menos, y los Estados modernos entraron en una espiral paranoica de miedos demográficos y políticas de población demenciales.

Y esta es la avalancha que hoy, más de un siglo después, vuelve a soportar la demografía. Otra vez tenemos que oir a salvapatrias afirmar que estamos en crisis demográfica, que la baja fecundidad  es un signo de una crisis moral que nos lleva a la decadencia de Occidente, al despoblamiento rural, a la gran sustitución de la nación originaria por otras extranjeras, la de la religión verdadera por herejías importadas, la de los valores propios por la barbarie que llega de cualquier otro continente. Y quienes nos cuentan todo esto nos dicen que se apoyan en datos demográficos incontestables, incluso nos dicen que ellos mismos son expertos en demografía. Como en los años veinte, no tienen más explicación del cambio demográfico que los eternos tópicos morales, ni se han enterado de que se ha producido un cambio reproductivo sin precedentes que nos sitúa hoy en la mejor situación demográfica nunca vista.

Por todo eso me alegra enormemente que algunos profesionales de la prensa, como Mario Escribano, empiecen a detectar el hartazgo de los auténticos estudiosos de la población y a darlo a conocer.

Si te interesa seguir las pistas:

Textos publicados si aún te interesa ampliar más:


Música en ApdD: Eva Cassidy | San Francisco Bay Blues

4 comentarios en “españa vacía, ruido y falsa demografía”

  1. Buenos días, Julio:
    Permíteme una doble felicitación. Por el contenido de la entrada, nada nuevo, pero que hay que señalar. Y por el buen gusto musical. También habitual, pero que, en este caso, ronda la reivindicación pues no es una voz de las más conocidas, la de Eva Cassidy, por el público en general, pero es (todavía en el recuerdo) una artista grandiosa.
    Jesús

    Me gusta

    1. Cuando empecé a añadir música pensé que era una locura personal y no se iba a entender bien, pero mi hija, una joven que estudia para cantar ópera de forma profesional, me convenció finalmente para seguir mis propias pasiones, y hasta le gustó la idea. Así que te agradezco mucho el comentario, de verdad. Además la Cassidy es una cantante descomunal, su muerte prematura nos privó de años de disfrute. Quien nunca la haya escuchado va a quedar inmediatamente fascinado con sólo el primer minuto de esta grabación. Gracias una vez más por tu apoyo y un abrazo

      Me gusta

  2. Felicitaciones por el artículo, en América Latina y en especial en Perú hay también un resurgimiento de la derecha conservadora (en este caso impulsada por la Iglesia Evangélica y los movimientos PROVIDA) que se oponen al enfoque de género en las escuelas públicas, a la educación sexual y por supuesto a la PF y al aborto. Les interesa poco el abandono de menores en la calle, el embarazo adolescente que no baja, y al aborto clandestino. Sigamos en conacto. Carlos E. Aramburú Msc Profesor Principal Dpto. de CCSS PUCP antropólogo y demógrafo

    Me gusta

    1. Gracias, Carlos, aunque mi propósito aquí es hacer divulgación y ayudar a estudiantes y público en general, me llena de orgullo que también un académico como tu lea Apuntes y encuentre de interés su contenido. Considera tuyo este sitio siempre que quieras comentar o aportar noticias o textos relacionados con la demografía. Un saludo muy cordial

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s