La mortalidad en la España del siglo XX


Blanes Llorens, A. (2007), La mortalidad en la España del siglo XX. Análisis demográfico y territorial. Tesis doctoral.

Mi amigo y excompañero de trabajo, Amand Blanes, es uno de los contadísimos auténticos expertos españoles en mortalidad y proyecciones de población. Trabaja tanto que su tesis doctoral ha tardado demasiados años en llegar, casi dos décadas desde que empezó a dedicarse a la demografía. Pero ¡vaya tesis! Todo un siglo de la historia demográfica española analizado con un dominio impresionante de las fuentes, los datos, los métodos y los marcos teóricos de análisis. Una obra de referencia para mucho tiempo en su campo.

—–    Texto completo de la tesis —–

Resumen en Teseo (Base de datos sobre tesis doctorales, del Ministerio de Educación):

En esta tesis se ha analizado la evolución de la mortalidad y los cambios en los patrones de morbimortalidad de la población española durante el siglo XX, presentando especial atención a sus tendencias más recientes y considerando también su vertiente territorial. La Teoría de la Transición Epidemiológica constituye el marco conceptual sobre la que se ha articulado esta investigación, mientras que la aproximación al objeto de estudio ha sido la propia del análisis demográfico. Los objetivos se han operativizado en una serie de preguntas que se articulan sobre dos dimensiones, distintas pero complementarias: por un lado, la de mortalidad como fenómeno; por otro, la de mortalidad como elemento constitutivo de la dinámica demográfica de una población.
Una parte sustancial de la investigación se ha centrado en la reconstrucción de las fuentes demográficas y en la homogeneización de las series históricas de causas de muerte desde 1911, utilizando como referencia una topología basada en la Carga Global de Enfermedad. Esa reconstrucción ha permitido estudiar las transformaciones en los patrones de morbimortalidad en las distintas etapas del ciclo de vida, y cuantificar su impacto sobre las ganancias de años de vida de la población española y sobre los diferenciales de vida media entre hombres y mujeres. Es decir, analizar las fases, las características y el modelo de la transición epidemiológica española. Las trayectorias recientes se han abordado a partir de un patrón epidemiológico de tipo moderno considerando aspectos como la “crisis” de mortalidad de los adultos jóvenes en los años noventa, la tendencia de la mortalidad prevenible y/o tratable, el impacto de los estilos de vida en la mortalidad en la madurez, o los recientes avances en longevidad en la ancianidad.
La dimensión espacial se ha ceñido al periodo 1956-2001 cuando emerge y se consolida una nueva geografía de la mortalidad que, grosso modo, contrapone un área de mortalidad favorable en el interior-norte peninsular con una zona de elevada mortalidad relativa en el sur de la península. Entre los aspectos que se han abordado destacan: a) el efecto de los patrones de mortalidad por edad y causa sobre los diferenciales interprovinciales de vida media; b) la configuración de diferentes espacios de riesgo a escala provincial; y, c) la existencia o no de un proceso de convergencia territorial. En uno de los subapartados, a partir de enfoques de tipo ecológico y mediante el uso de variables contextuales de tipo socioeconómico, se ha elaborado un modelo explicativo de los diferenciales provinciales de mortalidad por edad y causa en un período clave de la transición epidemiológica española, la década de los años sesenta.
La doble dimensión de la mortalidad se ha combinado en un capítulo final en el que se explora el futuro. A partir del análisis de las tendencias recientes de la mortalidad por edad, de la comparación con la experiencia de otros países y de la literatura sobre los límites de la vida máxima poblacional se han construido escenarios de futuro de la supervivencia. Dichos escenarios han permitido cuantificar el impacto que tendrían diferentes avances en la longevidad sobre la evolución a medio y largo plazo de un segmento clave de la población, los mayores.

En esta tesis se ha analizado la evolución de la mortalidad y los cambios en los patrones de morbimortalidad de la población española durante el siglo XX, presentando especial atención a sus tendencias más recientes y considerando también su vertiente territorial. La Teoría de la Transición Epidemiológica constituye el marco conceptual sobre la que se ha articulado esta investigación, mientras que la aproximación al objeto de estudio ha sido la propia del análisis demográfico. Los objetivos se han operativizado en una serie de preguntas que se articulan sobre dos dimensiones, distintas pero complementarias: por un lado, la de mortalidad como fenómeno; por otro, la de mortalidad como elemento constitutivo de la dinámica demográfica de una población.Una parte sustancial de la investigación se ha centrado en la reconstrucción de las fuentes demográficas y en la homogeneización de las series históricas de causas de muerte desde 1911, utilizando como referencia una topología basada en la Carga Global de Enfermedad. Esa reconstrucción ha permitido estudiar las transformaciones en los patrones de morbimortalidad en las distintas etapas del ciclo de vida, y cuantificar su impacto sobre las ganancias de años de vida de la población española y sobre los diferenciales de vida media entre hombres y mujeres. Es decir, analizar las fases, las características y el modelo de la transición epidemiológica española. Las trayectorias recientes se han abordado a partir de un patrón epidemiológico de tipo moderno considerando aspectos como la “crisis” de mortalidad de los adultos jóvenes en los años noventa, la tendencia de la mortalidad prevenible y/o tratable, el impacto de los estilos de vida en la mortalidad en la madurez, o los recientes avances en longevidad en la ancianidad.La dimensión espacial se ha ceñido al periodo 1956-2001 cuando emerge y se consolida una nueva geografía de la mortalidad que, grosso modo, contrapone un área de mortalidad favorable en el interior-norte peninsular con una zona de elevada mortalidad relativa en el sur de la península. Entre los aspectos que se han abordado destacan: a) el efecto de los patrones de mortalidad por edad y causa sobre los diferenciales interprovinciales de vida media; b) la configuración de diferentes espacios de riesgo a escala provincial; y, c) la existencia o no de un proceso de convergencia territorial. En uno de los subapartados, a partir de enfoques de tipo ecológico y mediante el uso de variables contextuales de tipo socioeconómico, se ha elaborado un modelo explicativo de los diferenciales provinciales de mortalidad por edad y causa en un período clave de la transición epidemiológica española, la década de los años sesenta.La doble dimensión de la mortalidad se ha combinado en un capítulo final en el que se explora el futuro. A partir del análisis de las tendencias recientes de la mortalidad por edad, de la comparación con la experiencia de otros países y de la literatura sobre los límites de la vida máxima poblacional se han construido escenarios de futuro de la supervivencia. Dichos escenarios han permitido cuantificar el impacto que tendrían diferentes avances en la longevidad sobre la evolución a medio y largo plazo de un segmento clave de la población, los mayores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s